Hipotecas

Queremos informar en nuestra web de la forma más sencilla posible de todo aquello relacionado con las hipotecas y ofrecerte las mejores herramientas y calculadoras para conseguir que tu hipoteca sea la mejor adaptada a ti.

    • ¿Qué es una hipoteca?
    • ¿Cuáles son las mejores hipotecas actualmente?
    • ¿Qué hipotecas son más baratas?
    • ¿Qué información que necesito tener para conseguir la mejor hipoteca?
    • ¿Qué calculadoras o simuladores de hipotecas pueden ayudarme mejor?

Estas son las preguntas básicas que todo aquel que esté interesado en una hipoteca se hace y además evidentemente quiere y necesita encontrar la mejor información posible. Aquí encontraras toda esa información.

Mejores hipotecas en febrero de 2019

Te ofrecemos aquí las hipotecas fijas e hipotecas variable más baratas y más populares en febrero de 2019, señalando el tipo de interés, porcentaje del valor de tasación concedido, comisiones y número de productos vinculados.

Hipoteca Coinc a interés variable: Euribor +0,89%. Los primeros 12 meses a tipo fijo del 0,89%. 0 productos vinculados. Sin comisiones. Solo para un titular. Financiación del 80% del valor de tasación. Hipoteca fija Coinc desde 1,65% TIN 2,21% TAE Hipoteca variable Coinc. Información aquí.

Hipoteca Bankia a interés variable: Euribor +0,99%. Los primeros 12 meses a tipo fijo del 1,99%. 1 producto vinculado. Sin comisiones. Financiación del 80% del valor de tasación. Hipoteca fija Bankia desde 1,70% TIN, 2,08% TAE. Hipoteca variable o fija Bankia. Información aquí.

Hipoteca a interés variable Openbank: Euribor +1,09%. Los primeros 12 meses a tipo fijo del 1,99%. 1 producto vinculado. Sin comisiones. Financiación del 80% del valor de tasación. Hipoteca fija Openbank desde 1,95% TIN, 2,15 TAE. Hipoteca variable o fija Openbank. Información aquí.

 

Hipoteca a interés variable Bankinter: Euribor +0,89%. Los primeros 12 meses a tipo fijo del 1,50%. 4 productos vinculados. Comisión de apertura del 1%. Financiación del 80% del valor de tasación. Hipoteca fija Bankinter plazo 10 años desde 1,65% TIN, 2,67% TAE. Hipoteca variable Bankinter. Información aquí.

Hipoteca a interés variable Myinvestor: Euribor +0,89%. Los primeros 12 meses a tipo fijo del 1,79%. 0 productos vinculados. Sin comisiones. Financiación del 70% del valor de tasación. Hipoteca fija Myinvestor 2,20% TIN, 2,39 TAE. Hipoteca variable o fija Myinvestor. Información aquí.

Hipoteca a interés variable Pibank: Euribor +0,95%. Los primeros 12 meses a tipo fijo del 1,95%. 0 productos vinculados. Sin comisiones. Financiación del 80% del valor de tasación. Hipoteca variable Pibank. Información aquí.

Hipoteca a interés variable BBVA: Euribor +0,89%. Los primeros 12 meses a tipo fijo del 1,89%. 3 productos vinculados. Sin comisión de apertura. Comisión del 0,50 % sobre el capital amortizado anticipadamente durante los 5 primeros años y 0,25 % a partir del sexto año. Financiación del 80% del valor de tasación. Hipoteca fija BBVA desde 1,85% TIN, 2,634 TAE. Hipoteca variable o fija BBVA. Información aquí.

Hipoteca Naranja a interés variable: Desde euríbor + 1,11 %. Los doce primeros meses son a tipo fijo 1,99%. 3 productos vinculados. Sin comisiones. Financiación del 80% del valor de tasación. Hipoteca Naranja Mixta Desde 1,99 % TIN los 10 primeros años. Después desde euríbor + 1,11 %. Hipoteca Naranja variable o mixta. Información aquí.

Información sobre hipotecas

Muchas veces la hipoteca recae en la vivienda, pero puede ser sobre cualquier otro inmueble, como una planta baja, un garaje, un terreno, etc.

Aquí podras aprender muchos de los conceptos y variables que configuran las hipotecas y podrás preguntar en el foro las preguntas y dudas que te surjan. Además en esta web cuentas con potentes calculadoras simuladores de hipoteca que te ayudarán en las distintas fases del préstamo hipotecario. Antes de firmar la hipoteca conviene utilizar la calculadora simuladora de hipoteca para elegir las variables de capital, interés, tiempo y cuota de la hipoteca que más se adapten a tí.

Si tienes una hipoteca ya firmada y es a interés variable, conviene que utilices la calculadora revisión de hipoteca, ya que te permitirá anticiparte a las posibles subidas o bajadas de las cuotas de tu hipoteca en la próxima revisión. Si consigues ahorrar dinero y puedes realizar amortizaciones parciales anticipadas de tu hipoteca, tienes a tu disposición la calculadora de amortización anticipada de la hipoteca en la que puedas realizar todas las simulaciones que desees y comparar entre la opción de reducir plazo o cuota en esa amortización parcial.

Ofrecemos un ranking de las mejores hipotecas en la actualidad, tanto de hipotecas fijas, como hipotecas de interés variable. Mensualmente revisamos y actualizamos este ranking de las mejores hipotecas.

Además te ofrecemos información que no debes desconocer, cómo que clases de hipotecas hay, cuales son las ventajas de unas hipotecas sobre otras, qué es el interés, el diferencial, la amortización, etc.

 

Las hipotecas que más se comercializan son las hipotecas a interés variable, y estas hipotecas van variando con el tiempo, es decir, se van revisando, y después de cada revisión cambia la cantidad de dinero que pagamos al mes. Varía la cuota mensual de la hipoteca. ¿En función de que varía? En función de un índice hipotecario, que será el índice de referencia de tu hipoteca. Si este índice sube o baja, la cuota de tu hipoteca se encarecerá o se abaratará respectivamente, cuando sea revisada. El principal índice hipotecario es el Euríbor, pero también existen otras hipotecas a interés variable referenciadas al IRPH. Nosotros te ofrecemos información actualizada, en forma de datos y gráficos tanto del Euríbor como del IRPH.

También te proporcionamos potentes calculadoras que te ayudarán en cualquier momento en el que te encuentres con tu hipoteca. Estas calculadoras son:

¿Qué es un préstamo hipotecario?

La vivienda que adquirirmos con el préstamo hipotecario, se convierte en hipoteca, es decir, en la garantía real con el que el banco se asegura de que en caso de que no podamos hacer frente a la deuda hipotecaria, recuperará el dinero préstado.

Podemos definir un préstamo hipotecario como un producto financiero que consiste en que una entidad financiera, como por ejemplo un banco, nos presta dinero a cambio de devolver toda la cantidad prestada más los intereses en un plazo determinado a través de pagos periódicos, generalmente mensuales y teniendo la garantía real de un inmueble.

Diferencia entre préstamo hipotecario e hipoteca

La entidad financiera que nos presta el dinero, la que nos concede el préstamo hipotecario, quiere tener una garantía de que se lo vamos a devolver y esa garantía recae sobre el inmueble. Esta garantía real sobre el inmueble es lo que se llama hipoteca.

¿Qué es un inmueble?

La mayoría de las hipotecas se formalizan con el fin de adquirir una vivienda. Pero no siempre es así. También se puede adquirir una hipoteca para poder comprar un garaje, un bajo comercial, etc.

El inmueble que se hipoteca con el fin de que la entidad financiera nos conceda el préstamo hipotecario puede ser una vivienda, una planta baja, un terreno, una plaza de garaje, etc.  Entonces entendemos por préstamo hipotecario el dinero que nos presta el banco y la hipoteca es la garantía real que se establece sobre un inmueble determinado.

El hecho de conceder un préstamo hipotecario implica que se debe realizar una escritura pública que quedará inscrita en el Registro de la Propiedad.

Tipos de préstamos hipotecarios

Principalmente nos encontramos con préstamos hipotecarios a interés fijo y préstamos hipotecarios a interés variable. Aunque también oiremos hablar de hipotecas fijas e hipotecas variable. Préstamo hipotecario e hipoteca tienen diferente significado pero coloquialmente se utilizan indistintamente. Pero debemos de saber que el préstamo hipotecario es el dinero que se presta o el contrato hipotecario en el que se establece que se va a prestar una cantidad de dinero con toda una serie de condicionantes y variables, como cantidad total, tipo de interés, plazo, etc y la hipoteca es la garantía real sobre un inmueble. Con esta garantía el banco se garantiza el dinero prestado.

El préstamo hipotecario a interés variable, necesita de un índice hipotecario que le sirva de referencia para saber el tipo de interés a aplicar. Los índices hipotecarios van variando con el tiempo y por ello el tipo de interés del préstamo hipotecario ira variando cada cierto tiempo determinado en el contrato hipotecario o escritura. Los principales índices hipotecarios son el Euribor y el IRPH y se encuntran regulados y reglamentados adiministrativamente, es decir, son oficiales y publicados por el Banco de España (BDE) y el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Aquí te iremos presentando los distintos valores que van adquiriendo los índices hipotecarios, el Euríbor y el IRPH. Te mostramos también sus gráficos anuales. El siguiente gráfico muestra los valores del Euribor en el último año.

Según haya evolucionado el Euríbor tras la última revisión de la hipoteca está se encarecerá o se abaratará. Si el Euríbor ha subido desde que nuestra hipoteca fue revisada y ahora se presenta una nueva revisión nuestra cuota mensual de la hipoteca subirá. Por el contrario, si el Euríbor ha bajado después de la última revisión y ahora toca ser revisada nuestra hipoteca, la cuota mensual de la misma será más baja tras la revisión. Te ofrecemos la calculadora simulador revisión de hipoteca para que puedas comprobar si la cuota mensual de tu hipoteca va a subir o bajar.

En el siguiente gráfico anual de los valores alcanzados por el IRPH. De la misma manera que el Euribor, si nuestra hipoteca está vinculada al IRPH, si este ha evolucionado al alza o a la baja tras la última revisión y se va a realizar pronto una revisión de nuestra hipoteca, la cuota mensual de la misma subira o bajará respectivamente.

 

En este gráfico te mostramos la diferencia entre el Euribor y el IRPH desde el año 2000 hasta la actualidad. La importante diferencia entre el Euríbor y el IRPH ha llevado a que se presenten multitud de demandas contra el IRPH y la cláusula IRPH que contenga una hipoteca puede ser considerada abusiva por un juzgado o tribunal, sino supera el control de transparencia. Te mostramos más información sobre la reclamación de las hipotecas IRPH en el siguiente enlace.

Hipotecas a interés fijo o hipotecas a interés variable

Nosotros no te podemos aconsejar que optes por una u otra opción. Deberás ser tu quien analizando todas las variables, condiciones, tu situación económica y recopilando la máxima información posible optes por una hipoteca a interés fijo o una hipoteca a interés variable. Nadie puede asegurarte que una hipoteca fija o una hipoteca variable te resulte finalmente una más ventajosa frente a la otra, pero si que podemos decirte las ventajas y desventajas que ambas tienen, y podemos revisar los datos del pasado.

La indudable y evidente ventaja que tiene la hipoteca a interés fijo es que sabes que la cuota de la hipoteca siempre permanecera igual, a no ser que realices amortizaciones parciales anticipadas optando por la opción de reducir cuota y entonces esta te bajaría, o realices una ampliación de hipoteca y entonces tu cuota se encareciese, pero si no ocurre ninguna de estas incidencias extraordinarias la cuota de la hipoteca fija permecerá hasta la última cuota invariable. No importará si el Euríbor se dispará y alcanza valores desorbitados, tu cuota siempre será la misma.

Saber que siempre vas a pagar lo mismo da mucha tranquilidad, pero tiene sus contrapartidas. ¿Que desventaja tiene la hipoteca fija con respecto a la variable? Pues muy sencillo, que es más cara. Empezarás pagando más dinero que si hubieras optado por una hipoteca a interés variable. El problema es que no se sabe hasta cuando estarás pagando más dinero por una hipoteca fija que por una variable. ¿Será un año? ¿Dos años? ¿Cinco? ¿Diez? ¿Durante toda la hipoteca? Nadie te podrá responder a esta pregunta, por lo que nadie, como te hemos comentado al principio te podrá decir, si una hipoteca a interés fijo finalmente te será más económica o más cara que una hipoteca a interés variable.

Las desventajas de la hipoteca a interés fijo se convierten en ventajas para la hipoteca a interés variable. Al principio pagas menos por tu hipoteca, pero ¿hasta cuando? ¿Y si el Euríbor se dispara y llega a máximos históricos? Los analistas no esperan subidas desorbitadas del Euribor, pero ¿nos lo pueden asegurar al 100%? No, nadie puede. El Euribor subió a su máximo historico en julio de 2008, ya había estallado la crisis, pero el Banco Central Europeo (BCE) todavía no había iniciado su politica de rebajada de tipos de interés que iniciaría un poco más tarde, en octubre de 2008.

El máximo histórico del Euribor alcanzado en julio de 2008 fue del 5,393%.  Si en aquel entonces se ofrecieran hipotecas fijas como las que se ofrecen ahora cercanas al 2%, no hay duda de que todos se hubieran lanzado a por una hipoteca fija. Pero las hipotecas a interés fijo empezaron a hacerse atractivas cuando el Euribor se ha encontrado inmerso en el terreno negativo, no evidentente cuando el Euribor se encontraba en las nubes.

El Euribor alcanzó su máximo histórico en julio de 2008 con el 5,393%, pero hay que recordar que aunque estabamos ya inmersos en una crisis económica veniamos de una etapa expansiva de la económica y de una gran burbuja inmobiliaria. Casi una década después el Euribor mostraría su mínimo histórico, fue en febrero de 2018, al señalar -0,191%.  Era lógico que el Euribor alcanzará aquellos valores de máximos históricos en el 2008. En la actualidad, nos encontramos en un escenario económico muy diferente, pero nunca debemos olvidar que normalmente una hipoteca es una relación a muy largo plazo con el banco y en una relación de tanto tiempo pueden pasar muchas cosas y atravesar panoramas económicos muy diferentes.

Hipoteca mixta

Otra variante de las hipotecas, es la llamada hipoteca mixta, que al principio de la hipoteca, que puede ser el primer año o de varios años iniciales de la misma, la hipoteca comienza siendo fija, para después de haber terminado ese tiempo se convierte en variable. No terminamos de ver actulalmente las posibles ventajas de la hipoteca mixta, ya que ahora el Euríbor se encuentra muy bajo, y el tipo fijo que marcan las hipotecas fijas al inicio de la misma es superior a los valores del Euríbor actual.

Transcurrido el periodo inicial de tipo fijo de la hipoteca mixta, la hipoteca se convierte en variable, referenciada al Euribor más un diferencial. El problema es que puede que  transcurridos esos años, el Euribor puede ya haberse situado a un nivel superior al que anteriormente señalaba el tipo fijo, por lo que por una parte el cliente no se beneficia del periodo de tiempo en el que el Euribor se encuentra señalando valores bajos, por ser al principio la hipoteca a tipo fijo, y cuando el Euribor puede que haya superado el tipo de interés fijo marcado por la hipoteca, precisamente puede coincidir cuando ya no es ventajoso tener una hipoteca a interés variable al haber situado el Euribor con valores superiores.

Aunque no parecen existir ventajas con la hipoteca mixta, frente a la hipoteca fija o la hipoteca a interés variable, muchas entidades financieras, no ofrecen la posibilidad de adquirir una hipoteca a interés variable totalmente pura, es decir, que sea hipoteca variable desde la primera cuota hasta la última y ofrece un tipo fijo durante un periodo corto de tiempo, generalmente un año y posteriormente se convierte en variable.

Hipotecas online frente a las hipotecas en oficina

Las hipotecas online cada vez están adquiriendo más fama, porque ofrecen muchas veces condiciones mucho mejores frente a las hipotecas en las que todo el proceso se realiza en la oficina bancanria, desde las informaciones previas, consultas, entrega de documentos, firma, etc.

Las hipotecas online ofrece además la ventaja de que la mayoría de los procesos podemos realizarnos a través de la plataforma online de la entidad, es decir, a través de internet y por tanto no debemos de desplazarnos físicamente a la oficina, ni debemos esperar colas, etc, es decir, podemos realizar el proceso, por ejemplo de envio de documentos en nuestro tiempo libre, ya que internet funciona las 24 horas del día los 7 días de la semana. Pero esta no es la mayor ventaja, sino que las condiciones, tipo de interés, diferencial, comisiones, productos vinculados… de las hipotecas online también suelen ser significativamente mejores que las ofrecidas vía oficina. Podemos encontrar hipotecas online sin comisiones, ni productos vinculados, y además con mejor tipo de interés y diferencial en la hipoteca a interés variable.

En las hipotecas online, lo que se requiere es tener acceso a internet y un pequeño dominio del ordenador, pero si internet y el ordenador no es nuestro fuerte, podemos acudir a algún familiar o amigo de confianza que nos ayude, las ventajas en las condiciones facilmente superan las desventajas. También hay que tener presente que aunque las plataformas webs de muchas hipotecas ofrecidas via online no tienen los nombres de los bancos trandiciones, son estos mismos bancos los dueños de estas plataformas online: por ejemplo Openbank y su hipoteca online Openbank pertenece al Grupo Santander, y la plataforma Coinc y su hipoteca Coinc, son una idea de Bankinter. Por lo tanto, la tranquilidad de tener una gran marca detrás también existe.

Sin duda alguna, las hipotecas online, son muy dignas de tener en cuenta y podemos aprovecharnos de sus enormes ventajas.

Amortizar la hipoteca de forma anticipada para acabar cuanto antes con nuestra deuda hipotecaria

Normalmente las hipotecas suponen tener una relación a largo plazo con el banco. Una relación sin duda nada deseable desde el punto de vista del consumidor, pero el hecho de que firmemos una hipoteca a 20 o 30 años, no significa que debamos cumplir como una hoja de ruta inquebrantable durante todo el recorrido de las cuotas mensuales satisfaciendo una a una en las cuantías previamente establecidas. Lo ideal es acabar cuanto antes con la hipoteca, porque siempre es mucho más relajante y satisfactorio para nuestra vida personal no tener deudas. Ese debe ser nuestro objetivo.

Muchas veces se habla de libertad financiera, entendida como la situación económica en la que podemos llevar a cabo nuestros proyectos personales y nuestros metas y deseos de realización personal sin tener que vivir bajo el yugo de la presión financiera sobre nosotros. La libertad financiera es poder satisfacer todas nuestras necesidades y deseos, cumplir nuestros sueños y llevar a cabo todos nuestros proyectos sabiendo que no tendremos ningún contratiempo económico que no nos permita cumplir nuestras metas y no nos obligue a vivir una vida que no deseemos y evidentemente para conseguir la mencionada libertad financiera debemos de tener nuestra situación económica libre de deudas, especialmente de deudas grandes como son las que suponen las hipotecas.

Las deudas como la deuda hipotecaria tienen una gran utilidad, es ilógico negarlo. Si  necesitamos o queremos disponer de una vivienda, normalmente no podemos esperar a ahorrar todo el dinero necesario porque ello podría suponer una parte muy larga de nuestras vidas intentando ahorrar el dinero necesario sin poder cubrir la necesidad o el deseo de la vivienda durante ese tiempo, por lo tanto es también de agradecer que existan entidades financieras o bancos que nos permitan cumplir con ese sueño, deseo o necesidad, pero eso no significa que después de conseguir el préstamo hipotecario y de haber adquirido la hipoteca no nos esforcemos, si nuestros ingresos nos lo permiten, en ir reduciendo más pronto que tarde esa deuda hipotecaria.

Existen frases celebres y dichos populares que encierran muchas verdades cómo las de «Si gastas más dinero del que ganas, acabarás siendo muy pobre» o la de Benjamin Franklin: Es mejor acostarse sin cenar que levantarse con deudas.” Y los proverbios biblicos son muy útiles. El proverbio 22:7 de la biblia dice: “El rico domina a los pobres, y el deudor es esclavo del acreedor.” o “El rico se enseñorea de los pobres. Y el que toma prestado es siervo del que presta. » No hemos incluido estas frases, citas o probervios para inquietarte, sino para animarte a reducir tus deudas y acabar con ellas lo más pronto posible y la deuda hipotecaria seguramente es la que más ingresos mensuales requiere.

Una herramienta que tenemos a nuestra disposición para acabar cuanto antes con nuestra hipoteca es la amortización parcial anticipada de la hipoteca.

Si no es posible una amortización total, podemos realizar amortizaciones parciales extraordinarias del capital prestado por nuestra hipoteca e ir reduciendo la cuota mensual o el plazo restante. Disponemos en nuestra web de la calculadora amortización parcial de la hipoteca, para que puedas realizar todas las simulaciones de amortización parcial anticipada que desees.

Antes de realizar una amortización parcial de la hipoteca debes de tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • El banco normalmente te permite con esa aportación extraordinaria de capital, en la amortización parcial de la hipoteca, elegir entre reducir cuota, es decir pagar menos mensualmente a partir de la amortización parcial o reducir plazo, y entonces se mantiene la misma cuota de antes de realizar la amortización parcial, pero resta menos tiempo para liquidar la hipoteca.
  • Si reduces el plazo en la amortización parcial de la hipoteca en lugar de reducir cuota, consigues reducir más los intereses que pagas por la hipoteca, porque la máxima siempre es que por un mismo capital pendiente siempre se paga menos cuanto menor sea la duración del plazo pendiente.
  • Si reduces cuota también reduces intereses pero no tanto como con la opción de reducir tiempo. Como contrapartida, al reducir cuota mensualmente el banco retirará menos dinero de tu cuenta para satisfacer los plazos de amortización. Con ese dinero que pagas de menos, podrás destinarlo a pagar otras necesidades, comprar artículos, bienes o servicios que desees. O también ahorrar más rapidamente para poder más pronto realizar otra amortización parcial de la hipoteca, y elegir de nuevo entre reducir cuota o plazo.
  • En las hipotecas normalmente se utiliza el sistema de amortización francés, que consiste en pagar una cuota fija constituida por una parte por una porción del capital prestado de forma creciente a lo largo de la vida del préstamo y por una porción de los intereses cuya cantidad al contrario que el capital será decreciente. Por ello, por utilizar el sistema de amortización francés conviene realizar las amortizaciones parciales anticipadas de la hipoteca en los momentos más próximos a la constitución de la hipoteca, que es cuando más intereses se pagan. 

¿Cómo comparar hipotecas? ¿Cómo escoger la mejor hipoteca? ¿Qué hipotecas son más baratas?

Si tienes previsto firmar una hipoteca con el fin de adquirir una vivienda, un terreno, un bajo comercial, un garaje, etc… y te estás haciendo estas preguntas, de momento solo tenemos una palabra para ti: ¡¡Felicidades!! Estás haciendo lo adeucado, estas siguiendo el camino correcto, porque si estás tomando en serio estas cuestiones es que no tienes previsto firmar la primera hipoteca que te pongan delante, por ejemplo, la que te ofrezca sin más la entidad bancaria con la que tienes tu cuenta habitual, sino que ya has tomado conciencia de que existe mucha oferta hipotecaria, unas hiotecas con mejores condiciones que otras y el objetivo es conseguir la hipoteca que mejor se adapte a nuestras necesidades pero que también conlleve las mejores ventajas económicas.

Las hipotecas normalmente suponen una relación a largo plazo, o más que larga con el banco y además generalmente implican una cantidad muy grande de dinero, por ello elegir la mejor hipoteca resulta de vital importancia, porque una decisión incorrecta puede suponer pagar mucho más dinero por una hipoteca que no hubieras pagado por otra.

¿Cuál es el mejor comparador de hipotecas?

En las ofertas hipotecarias de las entidades financieras, veremos dos indicadores, el TIN o Tipo de Interés Nominal y el TAE, Tasa Anual Equivalente. Sin duda el mejor indicador para comparar las hipotecas es el TAE, porque en líneas generales, el TIN solo nos habla del tipo de interés, es decir, el dinero que deberemos pagar de más al banco por la cantidad que nos presta, sin embargo, sabemos que el banco no se contenta con un tipo de interés, no es suficiente, y entonces aplica, además de los gastos que conlleva la hipoteca, productos vinculados y comisiones. A veces se indica en la oferta de hipoteca que los productos vinculados son sugerencias para que la TAE nos resulte más baja, pero, al fin y al cabo, si queremos conseguir la TAE más ventajosa de la oferta deberemos aceptar esos productos vinculados.

El TAE, nos indica el coste total del préstamo hipotecario, es decir, intereses, gastos, productos vinculados y comisiones. El TIN solo nos habla de los intereses. Por este motivo, puede ocurrir que dos hipotecas, una de ellas con un TIN más bajo que otra, al fin resulte más cara la primera que la segunda, porque la primera conlleva más gastos, productos vinculados o comisiones, a pesar de tener un TIN más reducido.

También se habla de TAE variable, y la razón de ello es porque existen hipotecas a interés fijo, que entonces tendrán un TAE fijo e hipotecas a interés variable, que cada cierto tiempo estipulado en el contrato hipotecario su tipo de interés variará, de acuerdo a la evolución de un índice hipotecario, que generalmente es el Euribor. Por ello, cuando la entidad presenta una oferta hipotecaria de hipoteca a interés variable, tiene que hablar de TAE variable, porque depende de la situación actual del índice hipotecario en ese momento. Cuando se revise la hipoteca a interés variable, trimestral, semestral o anualmente, de acuerdo con la evolución del índice hipotecario, la TAE será otra. Si el índice hipotecario, que como decimos, generalmente es el Euríbor, ha subido después de la última revisión, y ya se avecina otra nueva revisión de la hipoteca el TAE habrá aumentado, y viceversa, si el Euríbor o el índice hipotecario al que se encuentra vinculada nuestra hipoteca ha bajado su valor respecto a la última revisión y próximamente va a ser revisada, el nuevo TAE de nuestra hipoteca será más bajo y a partir de la nueva revisión hipotecaria pagaremos menos dinero por nuestra hipoteca en la cuota mensual.