¿Ahora es el momento de encontrar las mejores hipotecas?

Antes de nada, queremos que sepas que no existen mejores hipotecas en general, sino que existirá siempre una hipoteca que será la mejor para tí, porque será la que más se adapte a tu situación personal y familiar y a tus necesidades y deseos.

El Euríbor está en caída libre señalando valores negativos inimaginables meses atrás. La banca probablemente tendrá que hacer todavía más atractivas sus hipotecas fijas, bajando el tipo de interés, un tipo de interés ya realmente bajo. Las mejores hipotecas nunca vistas parece que están a la vuelta de la esquina.

El Euribor no para de dar disgustos a la banca. No hace otra cosa día tras día que reducir sus ingresos porque se encuentra en caída libre. Parecía que iba a volver pronto al terreno positivo y los banqueros ya se estaban frotando las manos, cuando de repente cambió de tendencia y empezó a caer estrepitosamente. Tanto es así, que ya lleva dos meses consecutivos abaratando las cuotas de las hipotecas que se revisan con sus datos y además está actualmente marcando mínimos históricos.

En febrero de 2018 marcó un mínimo histórico, el -0,191% y aunque en marzo volvió a repetir ese mínimo histórico en realidad los valores diarios ya mostraban ciertos valores más altos que en febrero, era un punto de inflexión, porque a partir de marzo de 2018, el Euribor comenzó una escalada y en septiembre de 2008 después de una década continua de abaratamientos, las hipotecas ya empezaban a encarecerse. Los analistas y expertos y los medios de comunicación ya hablaban de que pronto el Euribor volvería al terreno positivo y la banca se las prometía felices después de toda una década de continua merma económica por la vía hipotecaria.

Sin embargo, todo se ha torcido para la banca y para alivio y nueva alegría de los ciudadanos con hipoteca. No se esperaban esto, ya se había hecho a la idea de que poco a poco el Euríbor iría subiendo y encareciendo de nuevo revisión tras revisión su hipoteca, pero de momento no va a ocurrir así. El Banco Central Europeo parecía que tenía previsto una subida de tipos de interés para finales del verano de 2019, posteriormente se retrasó y ahora ya no se sabe bien cuando será la famosa próxima subida de tipos de interés que es lo que sí que impulsaría al Euribor hacia arriba.

Cuando todavía no nos hemos recuperado de la tremenda crisis económica que sobrevino a finales de 2007 con las hipotecas subprime que enfermaron todo el sistema financiero internacional y nuestro particular pinchazo de la burbuja inmobiliaria, parece asomarse otra crisis mundial y el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal Estadounidense ya se encuentran preparando todos sus posibles y contundentes recursos para contrarrestarla en forma de estímulos económicos.

Las entidades financieras realizaban ya ofertas muy atractivas en sus hipotecas a tipo fijo con el Euribor adentrado en el terreno negativo, pero seguramente tendrán que hacer otro esfuerzo y hacerlas todavía más atrayentes para los sus clientes contemplado aturdidos como el Euribor se desploma día a día. El Euribor en julio de 2019 ha marcado todo un gran mínimo histórico: -0,283 y agosto va a ser otro gran record en negativo, porque ya se encuentra en torno al -0,4%, cifras inimaginables hace tan solo unos meses para tristeza y desánimo de la banca y regocijo de los hipotecados.

Y no hay señales que indiquen que el Euribor esté tocando fondo, al contrario, en sus valores diarios se contempla con estupefacción que su caída es cada vez más contundente que la anterior.  Parece que puede estar muy cercano el momento, si no es que ha llegado ya, para encontrar las mejores hipotecas tanto de tipo variable como de tipo fijo. Es probable que la banca siga mejorando y haciendo más atractivas las hipotecas fijas, mientras el desplome del Euríbor continúe. Las hipotecas variables referenciadas al Euribor ya se hacen atractivas por si solas, con un Euribor cada vez más bajo.

Deja un comentario