Saltar al contenido
Hipotecas

Amortización anticipada y/o parcial de la hipoteca

agosto 17, 2019

Amortizar la hipoteca de forma anticipada para acabar cuanto antes con nuestra deuda hipotecaria

Normalmente las hipotecas suponen tener una relación a largo plazo con el banco. Una relación sin duda nada deseable desde el punto de vista del consumidor, pero el hecho de que firmemos una hipoteca a 20 o 30 años, no significa que debamos cumplir como una hoja de ruta inquebrantable durante todo el recorrido de las cuotas mensuales satisfaciendo una a una en las cuantías previamente establecidas. Lo ideal es acabar cuanto antes con la hipoteca, porque siempre es mucho más relajante y satisfactorio para nuestra vida personal no tener deudas. Ese debe ser nuestro objetivo.

Muchas veces se habla de libertad financiera, entendida como la situación económica en la que podemos llevar a cabo nuestros proyectos personales y nuestros metas y deseos de realización personal sin tener que vivir bajo el yugo de la presión financiera sobre nosotros. La libertad financiera es poder satisfacer todas nuestras necesidades y deseos, cumplir nuestros sueños y llevar a cabo todos nuestros proyectos sabiendo que no tendremos ningún contratiempo económico que no nos permita cumplir nuestras metas y no nos obligue a vivir una vida que no deseemos y evidentemente para conseguir la mencionada libertad financiera debemos de tener nuestra situación económica libre de deudas, especialmente de deudas grandes como son las que suponen las hipotecas.

Las deudas como la deuda hipotecaria tienen una gran utilidad, es ilógico negarlo. Si  necesitamos o queremos disponer de una vivienda, normalmente no podemos esperar a ahorrar todo el dinero necesario porque ello podría suponer una parte muy larga de nuestras vidas intentando ahorrar el dinero necesario sin poder cubrir la necesidad o el deseo de la vivienda durante ese tiempo, por lo tanto es también de agradecer que existan entidades financieras o bancos que nos permitan cumplir con ese sueño, deseo o necesidad, pero eso no significa que después de conseguir el préstamo hipotecario y de haber adquirido la hipoteca no nos esforcemos, si nuestros ingresos nos lo permiten, en ir reduciendo más pronto que tarde esa deuda hipotecaria.

Existen frases celebres y dichos populares que encierran muchas verdades cómo las de «Si gastas más dinero del que ganas, acabarás siendo muy pobre» o la de Benjamin Franklin: Es mejor acostarse sin cenar que levantarse con deudas.” Y los proverbios biblicos son muy útiles. El proverbio 22:7 de la biblia dice: “El rico domina a los pobres, y el deudor es esclavo del acreedor.” o “El rico se enseñorea de los pobres. Y el que toma prestado es siervo del que presta. » No hemos incluido estas frases, citas o probervios para inquietarte, sino para animarte a reducir tus deudas y acabar con ellas lo más pronto posible y la deuda hipotecaria seguramente es la que más ingresos mensuales requiere.

Una herramienta que tenemos a nuestra disposición para acabar cuanto antes con nuestra hipoteca es la amortización parcial anticipada de la hipoteca.

Si no es posible una amortización total, podemos realizar amortizaciones parciales extraordinarias del capital prestado por nuestra hipoteca e ir reduciendo la cuota mensual o el plazo restante. Disponemos en nuestra web de la calculadora amortización parcial de la hipoteca, para que puedas realizar todas las simulaciones de amortización parcial anticipada que desees.

Antes de realizar una amortización parcial de la hipoteca debes de tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • El banco normalmente te permite con esa aportación extraordinaria de capital, en la amortización parcial de la hipoteca, elegir entre reducir cuota, es decir pagar menos mensualmente a partir de la amortización parcial o reducir plazo, y entonces se mantiene la misma cuota de antes de realizar la amortización parcial, pero resta menos tiempo para liquidar la hipoteca.
  • Si reduces el plazo en la amortización parcial de la hipoteca en lugar de reducir cuota, consigues reducir más los intereses que pagas por la hipoteca, porque la máxima siempre es que por un mismo capital pendiente siempre se paga menos cuanto menor sea la duración del plazo pendiente.
  • Si reduces cuota también reduces intereses pero no tanto como con la opción de reducir tiempo. Como contrapartida, al reducir cuota mensualmente el banco retirará menos dinero de tu cuenta para satisfacer los plazos de amortización. Con ese dinero que pagas de menos, podrás destinarlo a pagar otras necesidades, comprar artículos, bienes o servicios que desees. O también ahorrar más rapidamente para poder más pronto realizar otra amortización parcial de la hipoteca, y elegir de nuevo entre reducir cuota o plazo.
  • En las hipotecas normalmente se utiliza el sistema de amortización francés, que consiste en pagar una cuota fija constituida por una parte por una porción del capital prestado de forma creciente a lo largo de la vida del préstamo y por una porción de los intereses cuya cantidad al contrario que el capital será decreciente. Por ello, por utilizar el sistema de amortización francés conviene realizar las amortizaciones parciales anticipadas de la hipoteca en los momentos más próximos a la constitución de la hipoteca, que es cuando más intereses se pagan.