Saltar al contenido
Hipotecas

Como acabar con la hipoteca lo antes posible

septiembre 16, 2019

La hipoteca es una pesada carga que te quita mes a mes una cantidad grande de tus ingresos que has generado con tu esfuerzo. Pero es lo inevitable si no tenemos grandes cantidades de dinero ahorrado y queremos tener nuestra vivienda o inmueble.

¿Pero cómo podemos acabar con nuestra hipoteca, con nuestra deuda hipotecaria lo más pronto posible?

Antes de firmar la hipoteca

Si tenemos en mente el objetivo de acabar pronto con nuestra hipoteca, para conseguirlo deberemos de tomar una serie de decisiones incluso antes de firmar la hipoteca y son las siguientes cuatro recomendaciones. Son las 4 reglas de oro para que nuestra hipoteca no resulte interminable:

  •  No pedir más dinero del estrictamente necesario.
  • Que la hipoteca no supongo más de un tercio de nuestros ingresos. Si es así, también puede que dispongamos de dinero para ahorrar y de este modo con estos ahorros realizar amortizaciones parciales de la hipoteca que nos reducirán la cuota o el plazo.
  •  No perder de vista la regla de que cuanto menos plazo pidamos de hipoteca, menos intereses pagaremos por el capital solicitado y evidentemente también acabaremos antes con la misma. Pero no por querer reducir al máximo el tiempo nos debemos de quedar con una cuota mensual inasumible. Hay que buscar un equilibrio entre cuota y plazo, tratando que el plazo sea el mínimo posible, con una cuota que resulte ser asumible y no asfixiante.
  •  Por último, procura que tu hipoteca tenga las menos comisiones posibles y especialmente que no tengan compensación o comisión por desistimiento. La comisión por desistimiento es lo que el banco te cobra de sanción si realizas una amortización anticipada de hipoteca.

Si has cumplido con estas cuatro reglas o requisitos, ¡enhorabuena! Has dado pasos muy importantes para acabar cuanto

antes con tu hipoteca. Pero aún hay más.

Después de firmar la hipoteca

Una vez que ya tienes tu vivienda, tu hipoteca firmada y ya empiezas a pagar las primeras cuotas tiene que venir a tu mente otro pensamiento: “la cuota que estás pagando y el plazo que te queda de hipoteca se pueden reducir “¿Cómo?

Realizando amortizaciones parciales de la hipoteca o amortizaciones anticipadas.
Una amortización parcial o anticipada de la hipoteca es entregar dinero al banco de forma extraordinaria (la cuota mensual sería la forma ordinaria) para conseguir reducir la cuota o el plazo de la hipoteca.

Reducir el plazo es lo que te ayuda más a reducir los intereses a pagar. Reduciendo cuota también reduces la cantidad de intereses que pagas, pero no tanto como con la opción de reducir plazo. También es cierto, que, si optas en la amortización parcial de la hipoteca por reducir cuota, dispondrás de una cuota más reducida a partir del siguiente mes que te permitirá poder ahorrar más dinero y así más pronto poder realizar otra amortización parcial o anticipada de la hipoteca.

¿Cuándo es más conveniente realizar una amortización parcial de la hipoteca?

Cuanto más cercano al inicio de la hipoteca realicemos la amortización parcial de la hipoteca, ¡mejor! Porque al principio del préstamo hipotecario es cuando se pagan más intereses y menos capital reduces. (Siempre que se siga el sistema de amortización francés que es el que más se utiliza).

Con la amortización parcial o anticipada de la hipoteca además conseguimos un beneficio fiscal si nuestra hipoteca se contrató antes del 2013, que es desgravar hasta el 15% por año por la hipoteca, sumando los pagos ordinarios (cuotas mensuales) más las amortizaciones parciales realizadas.

El beneficio fiscal llega hasta los 9.040 euros por años, la cantidad excedida de ese límite no tiene beneficio fiscal. Por ello, a lo mejor sería mejor realizar amortizaciones parciales como máximo de esa cantidad y guardar lo que excede para el siguiente año, e invertir en algún producto de ahorro ese dinero excedente mientras tanto y mucho mejor un producto de ahorro que sea del mínimo riesgo posible.