Saltar al contenido
Hipotecas

Firmar una hipoteca: la decisión tomada por Ángel y Elvira

agosto 18, 2019

Firmar una hipoteca es una decisión compleja. Antes de firmar hay que estudiar mucho y hacer muchos números.

Ángel y Elvira quieren formar un hogar y necesitan hipotecarse. Saben que firmar un préstamo hipotecario es una decisión difícil y hay que hacer todo lo posible para tomar la mejor opción porque una hipoteca generalmente significa hablar de mucho dinero y de mucho tiempo atado a ella.

Ángel y Elvira es una pareja que ha tomado la decisión de vivir juntos y formar un hogar. Su idea es comprar una casa y conseguir tener hijos pronto y para poder hacer todos sus sueños realidad no les queda otro remedio que hipotecarse.

Viven en un pueblo cercano a Valencia y la casa de sus sueños tiene un valor de 200.000 euros. Es una cantidad de dinero alta y de momento ya saben que nunca conseguirán una financiación del 100% del valor de la vivienda, así que se hipotecarán por 160.000 euros, que es el 80% del valor, que es el máximo valor de tasación a lo que normalmente están los bancos a ofrecer como préstamo hipotecario. Los otros 40.000 euros, piensan conseguirlos mediante ahorros propios y ayuda de sus respectivos padres.

Su situación económica actual es realmente buena, ambos tienen empleo y con contrato fijo en sus respectivos trabajos, no tienen deudas pendientes, pero evidentemente al tener que pagar el 20% del valor de la casa con sus ahorros se quedarán sin ningún colchón económico para imprevistos. Además, aunque ahora tienen empleo tanto Ángel como Elvira, no son funcionarios, y aunque tienen contrato fijo, ello no significa que en un futuro próximo o no puedan torcerse la cosa, así que quieren encontrar la mejor hipoteca posible y para ello recopilaran el máximo de información posible, siguiendo consejos de familiares y amigos y pidiendo diferentes ofertas desde diferentes bancos.

Ellos ya saben que generalmente las hipotecas online son más atractivas que las ofrecidas en oficina, sin embargo, en las oficinas hay más posibilidades de que le ofrezcan una hipoteca totalmente personalizada. Así que no quieren descartar ninguna opción.

Estudian con detalle todas las variables que envuelve cada hipoteca, tipo de interés, hipoteca fija, hipoteca variable o hipoteca mixta, diferencial sobre el Euribor, en el caso de hipoteca variable, plazo de amortización, productos vinculados, como seguros de vida, de hogar, tarjetas de crédito o de débito a las que están obligados a adquirir… no se dejan ni un detalle y no dejan de hacer números, utilizan diferentes calculadoras simuladores de hipoteca. Tampoco dejan de pedir consejo a familiares y amigos por los que ya han pasado por esta situación tan complicada de hipotecarse.

Van viendo las ventajas y los inconvenientes de todas las ofertas hipotecarias que tienen a su alcance y finalmente se quedan con dos opciones:

Primera opción hipoteca fija:

603,46 €/Mes

T.I.N: 2,15% | T.A.E: 2,33%

 

Segunda opción hipoteca variable:

1er año:

TIN: 1,99%

590,59€/Mes

Resto:

Euríbor + 0,99%

TAE Variable: 0,97%

496,13€/Mes

 

De nuevo el eterno dilema, elegir entre hipoteca fija o hipoteca variable. Con la hipoteca fija tienen la tranquilidad de que la cuota no les va a variar, pero saben que pagarán más dinero por ella desde el principio que por la hipoteca a interés variable y no saben si eso será así por poco tiempo o mucho.

Con la hipoteca variable poco se ahorran el primer año, ya que el banco les impone un tipo fijo durante los primeros 12 meses, pero luego si que resulta más de 100 euros más económica, teniendo en cuenta que el cálculo se ha hecho con el Euríbor actual, puede que dentro de un año, se encuentre más alto, y la diferencia sea menor, o puede que el Euríbor haya bajado más todavía y entonces la rebaja sea todavía mayor.

Al final tomaron una decisión y la argumentaron. ¿Cuál fue?

 

¿Optaron por la tranquilidad que supone pagar siempre la misma cantidad de cuota por su préstamo hipotecario en el caso de la hipoteca fija, o por el contrario eligieron por la hipoteca variable, pensando que el Euribor se mantendría bajo por mucho tiempo más e incluso iba a bajar más?

La diferencia de momento entre hipoteca fija e hipoteca variable solo es de 100 euros y algo y el primer año es una diferencia prácticamente inexistente. Pueden permitirse ambas cuotas, la cuota de la hipoteca fija y la cuota de la hipoteca variable. Pero 100 euro al mes supone 1200 euros al año, y con ese dinero pueden amortizar parcialmente la hipoteca, pueden ahorrar para imprevistos, etc.

Finalmente se decidieron por la hipoteca variable. Al fin y al cabo, el futuro es incierto, pero de momento saben que están pagando menos por su hipoteca.

Esta es la decisión que han tomado Ángel y Elvira, pero nadie sabe si han tomado la mejor opción, ni siquiera ellos mismos que hicieron previamente tantos cálculos lo saben, así que si te encuentras en una situación parecida serás tú el que finalmente tomará la decisión. Nadie se atreverá a decirte cual es la mejor opción porque nadie puede predecir el futuro, solo pueden hacerse conjeturas y estas pueden ser fácilmente erróneas.