Hipoteca fija o hipoteca variable

¿Qué es mejor hipoteca fija o variable?

Elegir entre hipoteca fija o variable cada vez resulta más complicado. Antes las hipotecas fijas tenían un interés muy alto, pero ahora se están haciendo cada vez más atractivas gracias a que el Euribor no deja de caer y la banca intenta promocionarlas para asegurarse más ganancia que con las hipotecas a interés variable.

Si has llegado a esta página es seguramente porque estás dudando entre contraer una hipoteca fija, ahora que los bancos las están poniendo tan atractivas o una hipoteca variable, ahora que el Euríbor está tan tremendamente bajo y marcando tendencia bajista.

 

Si eliges hipoteca fija, sabrás que la cuota mensual siempre será la misma, pero de momento pagarás más por ella y no se sabe si durante un año, dos años, cinco o incluso ¿por qué no? durante toda la vida del préstamo hipotecario, que por una hipoteca variable.

Entonces, ¿qué hacer? ¿Decidirse por la hipoteca fija y quitarse de la cabeza la hipoteca variable por si se dispara el Euribor? ¿Aprovecharse de que el Euribor está muy bajo y sigue en caída libre y puede que este así durante mucho tiempo? Buenas preguntas.

Hasta hace tan solo unos meses, el Euribor mostraba una tendencia alcista. Ya todo el mundo tenía en la cabeza el pensamiento de que al Euríbor solo le quedaba una salida: la de subir hasta romper de nuevo la barrera del 0% y pasar de la zona negativa al terreno positivo. Pero en febrero de 2019, el Euribor cambió de rumbo y mes a mes ha ido cayendo con más fuerza.

Ahora muchos ciudadanos que optaron por una hipoteca a interés fijo, quizás tengan algunos sentimientos de arrepentimiento. Aun así, siempre hay que pensar que una hipoteca es una relación a muy largo plazo con el banco y pueden pasar muchas cosas en un plazo de 10, 20 o 30 años.

El Euríbor mostró su máximo histórico en julio de 2008, alcanzando el 5,393% y estuvo toda una década bajando, adentrándose en terreno negativo en febrero de 2016 y en la actualidad sigue bajando y señalando mínimos históricos. A nadie se le ocurrió nunca ver el Euribor en negativo, hasta que se acercó demasiado. Pero ha ocurrido. En marzo de 2019 se pensó que ya no habría otro mínimo histórico del Euribor, ya no podía caer más, pero ha ocurrido.

Tampoco nadie sabe si de la crisis que se originó a finales de 2007, y de la que todavía no se ha salido, va a recrudecerse y podamos volver a otra recesión en la Eurozona que implique no solo que haya que adoptarse medidas económicas desde el Banco Central Europeo (BCE), como nuevas bajadas de los tipos de interés y que harían caer todavía más al Euribor e incluso mantenerlo así durante años e incluso décadas.

Lo que parece que, si va a producirse, es que las hipotecas fijas pueden experimentar otra vuelta de torca por parte d la banca y las oferte incluso con un interés más atractivo que el actual, para compensar el entusiasmo que provoca por parte de los clientes optar por una hipoteca a interés variable dada la continua caída del Euribor y que por ahora no parece que vaya a desaparecer en el corto plazo esta tendencia.

Pero ¿puede ser que todo cambie?, ¿puede ser que la economía recuperarse paulatinamente y el Euribor empezar a subir tanto o más como lo hizo en el 2008, superando claramente el 5%? Es difícil imaginárselo ahora mismo, parece difícil, pero nadie te asegurará que ello es imposible.

Así que no queda otra que hacer números y pensar todas las posibilidades, y también pensar en nuestra situación económica actual y nuestra posible evolución económica en el futuro. Parece que acertar es una cuestión de lotería y cada uno debe de optar por lo que crea más conveniente. Nadie se atreverá a aconsejarte.

Deja un comentario