Saltar al contenido
Hipotecas

La subrogación de la hipoteca con la nueva ley hipotecaria

septiembre 22, 2019

La subrogación de la hipoteca con la nueva ley hipotecaria

Realizar una subrogación de la hipoteca es una posibilidad que existe ante diferentes circunstancias como las que indican las siguientes preguntas:

  • ¿Firmaste ya tu hipoteca y te diste cuenta de que no era de las mejores hipotecas que podías haber firmado?
  • ¿Te has dado cuenta de que en comparación a cuando firmaste tu hipoteca con la situación actual, es posible ahora encontrar mejores hipotecas?
  • ¿Necesitas cambiar las condiciones de tu hipoteca y tu banco no te las concede?

No te preocupes, puedes enmendar tu error, adaptarte a las mejores condiciones de hipoteca que existen en la actualidad, o mejorar las condiciones que necesitas mediante la subrogación de hipoteca. La nueva ley hipotecaria te ampara, y puedes subrogar tu hipoteca a otra entidad si consigues que te mejore las condiciones de tu hipoteca con una oferta.

Con la nueva ley hipotecaria, la subrogación es más sencilla, ya que el poder de decisión final sobre la subrogación recae sobre el consumidor. Anteriormente, si tu banco recibía una comunicación de subrogación, podía conseguir la obligación de que no se efectuará la subrogación con una oferta mejor o una oferta que igualará la del nuevo banco. Pero ahora, finalmente decides tú.

¿Qué pasos has de realizar para realizar una subrogación hipotecaria?

  1. Buscar y encontrar una oferta hipotecaria mejor que la que tienes, más atractivas, con mejores condiciones para ti. Las ofertas hipotecarias cambian muy a menudo, puede que cuando firmaras una hipoteca las condiciones hipotecarias en general fueran mucho peores que las actuales o puede que ahora te hayas dado cuenta de que las condiciones que firmaste no eran las mejores para ti. También puede ocurrir que con tus circunstancias económicas actuales necesites cambiar las condiciones de tu hipoteca, como ampliación de capital, aumentar el plazo o número de años, rebajar tu cuota, etc.  En cualquier caso, si encuentras una oferta hipotecaria mejor en otro banco y que cumpla con tus necesidades, es el momento de hacer una subrogación de hipoteca.
  2. Una vez aceptes la oferta de la nueva entidad, esta deberá notificárselo a la entidad actual. Esta dispondrá de 7 días naturales para que emita y envíe un certificado del importe a subrogar. Esto es obligatorio para el banco actual, es decir, para el banco del que te quieres llevar tu hipoteca a otra entidad.
  3. El banco actual, una vez realizada la certificación y comunicada a la nueva entidad cuenta con 15 días naturales para presentarte una contraoferta, y puedes aceptarla o no libremente. Si no la aceptas se procede a la subrogación.

Y ya está, si todo va bien, ya tendrás la hipoteca con tu nuevo banco y con las condiciones mejoradas.