¿Qué es mejor hipoteca fija o hipoteca variable?

Hipotecas a interés fijo o hipotecas a interés variable

Nosotros no te podemos aconsejar que optes por una u otra opción. Deberás ser tu quien analizando todas las variables, condiciones, tu situación económica y recopilando la máxima información posible optes por una hipoteca a interés fijo o una hipoteca a interés variable. Nadie puede asegurarte que una hipoteca fija o una hipoteca variable te resulte finalmente una más ventajosa frente a la otra, pero si que podemos decirte las ventajas y desventajas que ambas tienen, y podemos revisar los datos del pasado.

La indudable y evidente ventaja que tiene la hipoteca a interés fijo es que sabes que la cuota de la hipoteca siempre permanecera igual, a no ser que realices amortizaciones parciales anticipadas optando por la opción de reducir cuota y entonces esta te bajaría, o realices una ampliación de hipoteca y entonces tu cuota se encareciese, pero si no ocurre ninguna de estas incidencias extraordinarias la cuota de la hipoteca fija permecerá hasta la última cuota invariable. No importará si el Euríbor se dispará y alcanza valores desorbitados, tu cuota siempre será la misma.

Saber que siempre vas a pagar lo mismo da mucha tranquilidad, pero tiene sus contrapartidas. ¿Que desventaja tiene la hipoteca fija con respecto a la variable? Pues muy sencillo, que es más cara. Empezarás pagando más dinero que si hubieras optado por una hipoteca a interés variable. El problema es que no se sabe hasta cuando estarás pagando más dinero por una hipoteca fija que por una variable. ¿Será un año? ¿Dos años? ¿Cinco? ¿Diez? ¿Durante toda la hipoteca? Nadie te podrá responder a esta pregunta, por lo que nadie, como te hemos comentado al principio te podrá decir, si una hipoteca a interés fijo finalmente te será más económica o más cara que una hipoteca a interés variable.

Las desventajas de la hipoteca a interés fijo se convierten en ventajas para la hipoteca a interés variable. Al principio pagas menos por tu hipoteca, pero ¿hasta cuando? ¿Y si el Euríbor se dispara y llega a máximos históricos? Los analistas no esperan subidas desorbitadas del Euribor, pero ¿nos lo pueden asegurar al 100%? No, nadie puede. El Euribor subió a su máximo historico en julio de 2008, ya había estallado la crisis, pero el Banco Central Europeo (BCE) todavía no había iniciado su politica de rebajada de tipos de interés que iniciaría un poco más tarde, en octubre de 2008.

El máximo histórico del Euribor alcanzado en julio de 2008 fue del 5,393%.  Si en aquel entonces se ofrecieran hipotecas fijas como las que se ofrecen ahora cercanas al 2%, no hay duda de que todos se hubieran lanzado a por una hipoteca fija. Pero las hipotecas a interés fijo empezaron a hacerse atractivas cuando el Euribor se ha encontrado inmerso en el terreno negativo, no evidentente cuando el Euribor se encontraba en las nubes.

El Euribor alcanzó su máximo histórico en julio de 2008 con el 5,393%, pero hay que recordar que aunque estabamos ya inmersos en una crisis económica veniamos de una etapa expansiva de la económica y de una gran burbuja inmobiliaria. Casi una década después el Euribor mostraría su mínimo histórico, fue en febrero de 2018, al señalar -0,191%.  Era lógico que el Euribor alcanzará aquellos valores de máximos históricos en el 2008. En la actualidad, nos encontramos en un escenario económico muy diferente, pero nunca debemos olvidar que normalmente una hipoteca es una relación a muy largo plazo con el banco y en una relación de tanto tiempo pueden pasar muchas cosas y atravesar panoramas económicos muy diferentes.

Hipoteca mixta

Otra variante de las hipotecas, es la llamada hipoteca mixta, que al principio de la hipoteca, que puede ser el primer año o de varios años iniciales de la misma, la hipoteca comienza siendo fija, para después de haber terminado ese tiempo se convierte en variable. No terminamos de ver actulalmente las posibles ventajas de la hipoteca mixta, ya que ahora el Euríbor se encuentra muy bajo, y el tipo fijo que marcan las hipotecas fijas al inicio de la misma es superior a los valores del Euríbor actual.

Transcurrido el periodo inicial de tipo fijo de la hipoteca mixta, la hipoteca se convierte en variable, referenciada al Euribor más un diferencial. El problema es que puede que  transcurridos esos años, el Euribor puede ya haberse situado a un nivel superior al que anteriormente señalaba el tipo fijo, por lo que por una parte el cliente no se beneficia del periodo de tiempo en el que el Euribor se encuentra señalando valores bajos, por ser al principio la hipoteca a tipo fijo, y cuando el Euribor puede que haya superado el tipo de interés fijo marcado por la hipoteca, precisamente puede coincidir cuando ya no es ventajoso tener una hipoteca a interés variable al haber situado el Euribor con valores superiores.

Aunque no parecen existir ventajas con la hipoteca mixta, frente a la hipoteca fija o la hipoteca a interés variable, muchas entidades financieras, no ofrecen la posibilidad de adquirir una hipoteca a interés variable totalmente pura, es decir, que sea hipoteca variable desde la primera cuota hasta la última y ofrece un tipo fijo durante un periodo corto de tiempo, generalmente un año y posteriormente se convierte en variable.

Deja un comentario